La inflación anual del Índice de Precios al Consumo (IPC) en mayo dejó atrás los valores negativos y es del 0,4 por ciento en la provincia de Salamanca, debido a un aumento de tres décimas respecto al mes anterior, de acuerdo con el indicador elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el conjunto de España es dos décimas inferior. 

Los grupos con mayor influencia son, en primer lugar, alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa disminuye casi un punto, hasta el –0,8%. Destaca en este comportamiento el descenso de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, las patatas y sus preparados y los aceites, frente a las subidas registradas el año pasado. Asimismo, cabe reseñar el aumento de los precios de las frutas frescas, menor que el reflejado en 2013. 

También destacan ocio y cultura, con una variación del –1,1%, más de un punto por debajo de la registrada en abril, a consecuencia de la disminución de los precios del viaje organizado, habitual después de finalizar la Semana Santa. Y en hoteles, cafés y restaurantes, que desciende su variación anual dos décimas, hasta el 0,5%, debido a que los precios de los hoteles y otros alojamientos han disminuido este mes, tras la celebración de la Semana Santa en abril. 

A pesar de la bajada de la tasa anual del IPC general, cabe señalar el aumento del grupo transporte, que presenta una tasa del 0,8%, casi un punto superior a la del mes anterior. En este incremento influye la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, frente a la bajada registrada en mayo de 2013.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído