La actual temporada de mayor actividad polínica en Castilla y León se está caracterizando por niveles normales de concentraciones o incluso bajos, a causa de la ausencia de precipitaciones. Sin embargo, la floración de las gramíneas en las últimas semanas podría complicar la situación de los alérgicos, según han expresado los expertos reunidos recientemente en el seno de la Comisión técnica de asesoramiento del Registro Aerobiológico de Castilla y León (RACyL)

 

Este órgano colegiado y asesor, presidido por el director general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, Agustín Álvarez, ha valorado el funcionamiento de dicho sistema de información para la prevención de las alergias originadas por polen, esporas fúngicas y otros posibles alérgenos procedentes de especies vegetales, y las previsiones de trabajo de cara a los próximos meses.

 

La Comisión cuenta entre sus integrantes con responsables y técnicos de la Administración sanitaria regional, alergólogos y otros profesionales sanitarios de hospitales de la Comunidad, representantes de la Sociedad Castellana y Leonesa de Alergología e Inmunología Clínica, y especialistas de la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de León, con quien la Junta de Castilla y León mantiene un convenio de colaboración para el análisis y estudio semanal de las concentraciones polínicas a través de la Red de vigilancia, control e información sobre pólenes en la Comunidad Autónoma. Esta red está compuesta por quince estaciones de medición ubicadas en Ávila, Arenas de San Pedro, Burgos, Aranda de Duero, Miranda de Ebro, León, Ponferrada, Palencia, Salamanca, Béjar, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora y Benavente.

 

El Registro Aerobiológico de Castilla y León, apoyado en el sistema de vigilancia, control e información sobre concentraciones polínicas, tiene como funciones propias la recopilación de datos aerobiológicos; la elaboración y difusión de información sobre previsiones polínicas; dar a conocer la incidencia y la distribución de los pólenes en la atmósfera en función de variables geográficas, estacionales y climáticas; colaborar en el desarrollo de estudios epidemiológicos que contribuyan a identificar las circunstancias de mayor riesgo y permitan establecer patrones clínico-epidemiológicos para las alergias polínicas; apoyar la planificación y la evaluación de actividades preventivas y asistenciales; colaborar en la investigación de patologías relacionadas con las alergias al polen; e incorporar datos de otros alergénicos presentes en la atmosfera, especialmente esporas fúngicas y otras partículas procedentes de vegetales.

 

A lo largo de 2011, el RACyL ha identificado, por medio de las mediciones de la red de estaciones, 51 tipos polínicos presentes en la atmósfera, para lo que se han desarrollado 10.286 analíticas (7.910 en el ejercicio 2010).

 

Información de interés sanitario, tanto individual como organitivo

 

Las estimaciones en Castilla y León hablan de que entre un 20 % y un 25 % de la población sufre alergias relacionadas con el polen, dato que pone de manifiesto la importancia asistencial de este problema, y que se confirma en el hecho de que entorno al 5 % de las consultas de Atención Primaria se deben a procesos alérgicos.

 

La información sobre las concentraciones polínicas, los consejos a adoptar por los alérgicos y sobre la evolución de estas situaciones de acuerdo con las condiciones climáticas y estacionales es de una enorme utilidad, no sólo para que los ciudadanos afectados adopten conductas preventivas en su quehacer habitual, sino para la propia organización asistencial y sus profesionales.

 

Por tanto, la accesibilidad a estos datos es primordial para mejorar la calidad de vida de los pacientes y su implicación en el auto-cuidado. En este sentido, la Junta de Castilla y León mantiene una estructura informativa en la que los accesos a través de Internet y vía telefónica mediante SMS cuentan con un importante seguimiento ciudadano.

 

Los datos del sistema de envío de mensajes a teléfonos móviles con información sobre las concentraciones de pólenes vinculados a las quince estaciones de medición y de control integradas en el RACyL indican que, en los primeros cinco meses de 2012 -de enero a mayo-, se han enviado 88.598 SMS, cuyo reparto, de acuerdo con cada estación vinculada, es el siguiente: Ávila, 3.728; Arenas de San Pedro, 1.331; Burgos 7.399; Aranda de Duero, 1.060; Miranda de Ebro, 1.246; León, 18.740; Ponferrada, 2.778; Palencia, 3.821; Salamanca, 9.358; Béjar, 2.075; Segovia, 6.525; Soria, 3.345; Valladolid, 21.875; Zamora, 4.509; y Benavente, 854.

 

Estas mismas magnitudes, pero para el conjunto acumulado de 2011, han sido: Ávila, 7.960 (en el ejercicio anterior del 2010, la cifra fue de 5.705); Arenas de San Pedro, 2.843 (2.075); Burgos 15.146 (9.373); Aranda de Duero, 1.638 (225); Miranda de Ebro, 2.268 (1.189); León, 37.979 (24.295); Ponferrada, 5.522 (3.435); Palencia, 7.776 (4.965); Salamanca, 19.310 (12.965); Béjar, 3.696 (219; Segovia, 13.182 (8.440); Soria, 7.294 (5.173); Valladolid, 46.532 (31.826); Zamora, 9.088 (4.708); Benavente, 1.622 (532); y el total en Castilla y León, 181.856 (115.125 en 2010).

 

En cuanto a la accesibilidad de la información que sobre pólenes y prevención de alergias pone a disposición de los ciudadanos la Junta de Castilla y León por medio de www.saludcastillayleon.es/polen, el balance entre enero y mayo de 2012 es de 40.461 visitas acumuladas, destacando los accesos referidos a 'contenidos padre', sobre niveles de alergia y pólenes, con más de 14.000 visitas; niveles actuales sobre polen y previsiones polínicas, con 13.389; mapas sobre previsiones de concentraciones de pólenes para fin de semana, con más de 3.700 consultas; información sobre el servicio de información de los niveles de polen en Castilla y León a través de SMS, que supera las 1.700 visitas; y los consejos para las personas alérgicas, que han tenido más de un millar de consultas.

 

Esta estadística de accesibilidad a los subcontenidos del portal de salud de la Junta en Internet en lo referido a 2011 alcanzó las 135.321 visitas web, coincidiendo la escala de accesos más demandados durante el año anterior con la tendencia y las informaciones más solicitadas por los usuarios en la actualidad.

 

Además de estos cauces basados en las nuevas tecnologías de la comunicación, Sanidad cuenta asimismo con la colaboración de otros estamentos para la difusión y la accesibilidad a los datos del sistema de vigilancia, control e información sobre concentraciones de pólenes en Castilla y León. Entre ellos destacan las oficinas de Farmacia y los profesionales farmacéuticos, quienes colaboran con la Junta en la información y el asesoramiento a los ciudadanos; municipios castellanos y leoneses, bien a través de enlaces en sus páginas web con la información que ofrece el RACyL en el portal sanitario o bien, en el caso de los ayuntamientos que disponen de ellas, a través de paneles informativos luminosos ubicados en calles; delegaciones y servicios territoriales de la Junta; centros asistenciales y sociales; y en el teléfono 900 222 000.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído