La Junta de Castilla y León ha dado a conocer el Anteproyecto de Ley de Integración de los Inmigrantes en la sociedad de Castilla y León. La futura ley promoverá la integración social, económica, laboral y cultural de este colectivo, garantizará sus derechos y establecerá las obligaciones que deberá asumir como fundamento de convivencia. El objeto de la ley, contemplado en el título preliminar del Anteproyecto, es la regulación de los principios, actuaciones e instrumentos a través de los cuales los poderes públicos de la Comunidad promoverán la plena integración de los inmigrantes en la sociedad castellana y leonesa, así como la coordinación entre las Administraciones, agentes y entidades implicados en materia de inmigración en Castilla y León.
 
La nueva normativa promoverá la integración social, económica, laboral y cultural de los inmigrantes en la sociedad de Castilla y León, tal y como establece el artículo 10 del Estatuto de Autonomía, donde también figura, como competencia exclusiva, la regulación del régimen de acogida e integración económica, social y cultural de los inmigrantes en la sociedad de Castilla y León. El ámbito de aplicación de la ley es el que define el Estatuto de Autonomía y abarcará a los extranjeros extracomunitarios empadronados en Castilla y León, aunque también se aplicará a los comunitarios en aquellos aspectos que puedan ser más favorables para su integración en la sociedad.
 
Esta norma establecerá un marco de corresponsabilidad por lo que deberá contemplar una doble faceta: por un lado, la garantía de los derechos de los inmigrantes y, por otro, las obligaciones que deben asumir como fundamento de convivencia, especialmente en todo lo que se refiere a los derechos de los niños y de las mujeres.
 
La nueva legislación contemplará el impulso de los Centros Integrales de Inmigración como espacios de referencia para los inmigrantes que llegan a Castilla y León, donde se desarrollarán acciones de información, asesoramiento, participación y aprendizaje. Asimismo, regulará la figura de los mediadores interculturales, entre los poderes públicos y los inmigrantes, para velar por un mejor conocimiento y entendimiento entre ellos así como entre los propios inmigrantes y cualquier otro colectivo.
 
Consejo de Coordinación de la Inmigración
 
Para llevar a cabo estas actuaciones es necesaria una buena coordinación de la Administración con otras entidades para obtener los mejores resultados en integración. Por este motivo, la Junta creará un Consejo de Coordinación de la Inmigración de Castilla y León que será el órgano autonómico encargado de regular la relación de la Administración con los agentes sociales y las entidades de carácter social, entre las que destacan las asociaciones de inmigrantes. Con esta coordinación interadministrativa se evitarán duplicidades y se emplearán de manera más eficaz los recursos disponibles.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído