La introducción del copago farmacéutico ha afectado de lleno a los inmigrantes, sobre todo a quienes no tienen todos sus papeles en regla, pues quedan fuera del Sistema Nacional de Salud a la hora de que se les financien los medicamentos. Por eso, muchos están comenzando a acudir a Cáritas en busca de ayuda. Así lo certifica el presidente regional de la organización, Fernando Carrasco, quien ya se ha puesto en contacto con la Consejería de Familia de la Junta de Castilla y León para hallar una solución al problema.

"Estas personas antes accedían al Sistema Nacional de Salud, pero no podrán hacerlo a partir del 31 de agosto. Además, ya tienen que pagar el cien por cien de la medicación. Cáritas no puede seguir cargando con nuevos tipos de gasto porque una cosa es pagar un porcentaje de las medicinas y otra el cien por cien. Nos da miedo que esta sobrecarga se empiece a extender. Desde la Consejería nos han dicho que se pondrían en contacto con Sanidad para ver qué podemos hacer", explica Carrasco en una entrevista a la agencia Ical.

Y añade que las administraciones deben actuar cuanto antes para atajar el problema. "Cuanto antes podamos buscar soluciones a problemas que empiezan a vislumbrarse y que pueden afectar a un abanico de personas cada vez más amplio, mejor. Es preferible prevenir antes que vernos en la situación de tener que decidir qué dejamos de pagar, medicinas o contratos de vivienda. Y es que tampoco podemos recurrir a que la sociedad nos ayude lo máximo que pueda, porque hay que tener en cuenta cómo está la sociedad en su conjunto", concluye.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído