La primera de las grandes áreas en que se centrará la Inspección de Trabajo en 2016 es la prevención de riesgos laborales. Sobre todo controlando las obras que se desarrollen en los pueblos y los trabajos subcontratados, principalmente en el sector de la construcción.

Todo ello sin dejar de lado el control en las empresas y centros de trabajo de las condiciones materiales o técnicas de seguridad y salud, la organización y gestión de la actividad preventiva, y el cumplimiento de las obligaciones relativas a la formación e información de los trabajadores. Y es que, según el informe de la Inspección de Trabajo al que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS, existe una elevada siniestralidad por sobreesfuerzos.

Otro de los sectores donde habrá más controles es el agrario. Sobre todo en las condiciones de seguridad de instalaciones, máquinas y herramientas, así como procedimientos de almacenamiento, apilamiento y transporte de pacas.

También se controlará más la verificación de las condiciones de aplicación de productores químicos, tales como fitosanitarios y fertilizantes, comprobando que los trabajadores que desarrollen esta actividad se encuentran en posesión del carnet de manipulador de plaguicidas.

Además, habrá controles sobre riesgos psicosociales, riesgos biológicos y accidentes de trabajo. En este apartado, se vigilarán más las enfermedades profesionales, ya supongan trastornos muscoesqueléticos, sean de duración prolongada en el tiempo o hubiera surgido más de un caso en una empresa durante los doce últimos meses.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído