Para garantizar el acceso a las calles peatonales sólo de residentes y vehículos con permiso, el Plan de Movilidad de Salamanca propone un sistema de control mediante cámaras de vigilancia, adicional a la tarjeta identificativa de residente, por lo que se propone la ubicación de cámaras de lectura de matrículas en el acceso y salida de cada itinerario. Tras su adjudicación a la empresa AM-TEL & TICS, ya se están instalando las cámaras en el inicio de las zonas peatonales.
 
El acceso estará coordinado con una identificación de utilización de los aparcamientos subterráneos, de modo que los vehículos que no pertenezcan a la base de datos de residentes o autorizados (emergencias, etcétera) y no dispongan de un título acreditativo del aparcamiento serían sancionados. La gestión informatizada de este sistema, implantado con éxito en ámbitos como el Barrio de las Letras en Madrid, la Rambla de Barcelona, el Centro de Sevilla, permite revisar y regular también cualquier tipo de permisos adicionales que se estime conveniente otorgar, como pueden ser las personas con acreditación de movilidad reducida, visitantes registrados en los hoteles del ámbito, etcétera. 
 
Del mismo modo que regular la carga y descarga o el paso de los vehículos taxi permitiendo únicamente un cierto tiempo de permanencia en el itinerario en los periodos horarios que corresponda, así como la reducción de las autorizaciones vinculadas a aparcamientos reservados, excepto aquellas que sean necesarias por razones de seguridad, atención a emergencias, servicio público, carga y descarga y aquellas que gestionadas por empresas privadas (que deberán abonar la tasa correspondiente), prestan un servicio a los ciudadanos.

No son radares

En el cruce de la calle Toro con la avenida de Mirat se ha instalado una de estas cámaras, pero también un cartel donde se indica que la velocidad está controlada por radar. Este cartel se refiere, al igual que otros colocados al llegar a la plaza de España, a que metros más adelante se controla la velocidad de los vehículos para que no supere los 30 kilómetros por hora en la glorieta. Por tanto, las cámaras instaladas no son radares y sólo controlan el acceso de vehículos a las zonas peatonales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído