La integración del huerto de Adoratrices en el Campo de San Francisco, otra propuesta

0 Comentarios

 La integración del huerto de Adoratrices en el Campo de San Francisco, otra propuesta
La integración del huerto de Adoratrices en el Campo de San Francisco, otra propuesta

Otra de las propuestas del Plan de Gestión de la Ciudad Vieja de Salamanca atañe desde la calle Compañía hasta el convento de Adoratrices. ?La Universidad Pontificia, con sus estudiantes, y la centralidad turística de la calle introducen variedad y hacen de este conjunto un lugar vital y muy transitado?, explica el proyecto, de ahí la necesidad de integrar los espacios públicos.

Así, se propone la transformación del convento de Adoratrices, con su tapia exterior catalogada, un espacio valioso que pertenece al cierre de este entorno con gran diversidad de edificios catalogados muy próximos en el espacio señalado e inmediatamente contiguo a un espacio libre de gran entidad para la ciudad: el Campo de San Francisco.

?La configuración misma de la calle en su prolongación hacia el oeste manifiesta dos caras distintas de la ciudad, cerrada en su límite hacia el Campo de San Francisco y abierto hacia el centro de la ciudad vieja, hacia el este, comunicándose a través de diferentes plazuelas, que filtran la actividad de la ciudad. En el entorno del jardín histórico la vida urbana decae y el espacio se hace menos permeable. Debe ser esta zona la que facilite la implantación de nuevos usos ricos y complejos con objeto de revitalizar un área cuya extraordinaria densidad monumental exige una utilización adecuada?, explica el plan. 

Por tanto, considera lógico conectar funcionalmente este espacio urbano de alta calidad con el resto de la ciudad, intentando que el resultado sea un conjunto espacial y social y no una suma de áreas encerradas en sí mismas. ?Como ya se advertía, en contraste con su entorno monumental, el deterioro producido por la edificaciones sobre los terrenos del antiguo convento de los capuchinos o las edificaciones en la calles Prior, del Prado o Íscar Peyra, ejemplifican que proteger una escena urbana no significa conservar sólo las edificaciones que lo conforman, sino proteger el ambiente que generan a su alrededor, ambiente en sentido a la vez estructural y visual? Intentando darles continuidad, garantizando unos límites que sin ser de tan alta calidad podrían restituir una trama integradora en vez de segregadora?, añade el plan.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído