El investigador canario Diego Miranda Saavedra trabaja en el Inmunology Frontier Research Centre de la Universidad de Osaka (Japón) estudiando la inflamación, una respuesta del organismo muy habitual frente a diversas patologías. Su objetivo es investigar los mecanismos que explican cómo la inflamación remite o "se apaga". Este científico ha visitado hoy el Centro de Investigación del Cáncer buscando la colaboración en el campo de la Bioinformática para analizar mejor los datos que se obtienen.
 
El laboratorio de Genómica y Bioinformática en el que trabaja combina experimentos con análisis computacional para estudiar problemas importantes del campo de la Inmunología y, precisamente, uno de los más relevantes es cómo "se apaga" la inflamación. "La inflamación se puede iniciar de muchas maneras, habitualmente, por una infección bacteriana, pero realmente no está muy estudiado cómo se apaga", asegura. Sin embargo, es un mecanismo fundamental, porque "una inflamación persistente está asociada a muchas enfermedades, como varios tipos de cáncer, arterioesclerosis, enfermedades neurodegenerativas, artritis reumatoide, diabetes o asma", comenta el experto en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com). Es decir, que no es la causa de estas patologías, "pero las agrava muchísimo".
 
El trabajo de Diego Miranda Saavedra consiste en combinar datos experimentales y análisis computacional para desarrollar modelos que permitan entender cómo el organismo consigue apagar la inflamación una vez que ya no se necesita. "Estamos a medio camino todavía, pero hemos logrado algo importante, determinar la forma de regulación que ejerce gen muy importante, llamado STAT3, y que supone el inicio de la respuesta antiinflamatoria que apaga la inflamación".
 
A partir de este hallazgo, el objetivo es averiguar qué genes regula STAT3. Los investigadores pretenden saber exactamente a qué partes del genoma se une este gen y qué otros genes selecciona para iniciar la respuesta antiinflamatoria. Durante los últimos años se ha investigado mucho en torno al proceso por el que remite la inflación, ya que es fundamental y este grupo de la Universidad de Osaka parece haber encontrado la pista fundamental. "Es una línea que queremos seguir aunque está en sus primeros pasos", asegura el científico.
 
Diego Miranda Saavedra ha querido aprovechar este viaje a España para ofrecer en Salamanca un seminario de investigación acerca de su trabajo y estrechar su colaboración con el Centro de Investigación del Cáncer, especialmente con Javier de las Rivas y la Unidad de Bioinformática. "Nos conocemos desde hace muchos años y queremos hablar de proyectos en los que podríamos colaborar", ha señalado. "Javier de las Rivas es experto en redes de interacción de proteínas e integración de datos, yo no lo soy, así que necesito hablar con él para que me ayude un poco", apunta.
 
El investigador canario asegura que la Bioinformática es fundamental para los actuales estudios biomédicos, porque "hay tantos datos que si no tienes capacidad para analizarlos, no puedes hacer nada. Las nuevas técnicas ofrecen una cantidad de información que, si no se maneja adecuadamente, "forma un cuello de botella que te impide progresar".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído