Pilar Martín Marcos, ex investigadora de la Universidad de Salamanca que en la actualidad trabaja en el Institute of Child Health and Human Development  (National Institutes of Health) de Bethesda, en Maryland, Estados Unidos, ha ofrecido hoy una conferencia en Salamanca para explicar sus estudios acerca de las síntesis de las proteínas, un proceso tan importante para las células que, cuando ocurre algún fallo, puede derivar en mutaciones que den lugar a enfermedades como el cáncer.
 
"Trabajo con el inicio de la traducción, es decir, en averiguar cómo se sintetizan las proteínas", ha comentado la experta en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com). Esta investigación se realiza en un sistema muy sencillo que facilita a los científicos estudiar estas cuestiones básicas: la levadura. Sin embargo, las conclusiones podrían extrapolarse a las células del ser humano.
 
El ARN (ácido ribonucleico) mensajero se encarga de llevar la información necesaria para la síntesis de las proteínas, una información que determina el orden en el que se tienen que unir los aminoácidos que las forman. Por eso, el trabajo de Pilar Martín consiste en averiguar qué factores son necesarios para poder iniciar la síntesis de proteínas en el codón adecuado, teniendo en cuenta que los codones están formados por tres nucleótidos. Se trata de "un punto crítico en la expresión de los genes y determina la fase de lectura en la cual el ARN mensajero es traducido".
 
Si la traducción se inicia en un punto erróneo, esto dará lugar síntesis de proteínas erróneas, de manera que se obtendrían "proteínas no funcionales e incluso letales para la célula". En definitiva, "estamos tratando de averiguar cuáles son los componentes necesarios para que se produzca la síntesis de proteínas en el codón de iniciación adecuado". En este contexto, "hemos descubierto que los factores de iniciación EIF-1, EIF1-A y EIF2-B son imprescindibles para la selección del codón de inicio de la traducción y son capaces de distinguir el contexto en el cuál este codón de iniciación es reconocido".
 
Si la síntesis de proteínas o traducción es errónea y "va a haber un desequilibrio de proteínas en la célula", de forma que puede morir o tener defectos importantes. En el ser humano esto daría lugar a distintos tipos de mutación que estarían relacionados con cáncer, alzhéimer o hipercolesterolemia familiar. "Nosotros trabajamos en levadura, pero los resultados algún día pueden ser extrapolables al hombre", asegura.
 
Pilar Martín realizó su tesis doctoral en la Universidad de Salamanca con la investigadora Mercedes Tamame y en la actualidad la colaboración se mantiene, aunque por el momento no hay proyectos concretos en común entre la institución académica salmantina y el centro de investigación de Estados Unidos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído