El invierno, que comenzará el próximo jueves a las 18.30 horas, dejará temperaturas máximas agradables y heladas débiles, que podrían ser más fuertes en zonas sombrías y valles del Duero. Además, se registrarán precipitaciones por debajo de los niveles normales en la mitad occidental peninsular, aunque podría producirse grandes nevadas, según las previsiones estacionales para enero y marzo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). 
 
Por meses, las temperaturas máximas convirtieron a septiembre en muy cálido y cálido respecto a las mínimas, mientras en general, octubre fue muy cálido ya que los valores máximos fueron muy superiores a los normales, incluso, en algunas capitales extremadamente superiores. Por ello, destaca el escaso número de días de heladas. También, el trimestre otoñal fue seco, con una precipitación de 92 litros por metro cuadrado, con valores un 30 por ciento inferiores a la media del periodo 1971-200, fue de 132 litros por metro cuadrado. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído