"Cada vez que se conocen datos del paro son malas noticias. Por mucho que el Gobierno y el PP pretendan hacer todo tipo de artificios numéricos y estadísticos, la dura realidad de la calle se impone, guste o no guste”, indica Domingo Benito, coordinador provincial de Izquierda Unida (IU). "Salir hoy a decir que los datos del paro son mejores que el año pasado cuando en Salamanca se vuelven a superar los 35.000 desempleados es una falta de consideración y un insulto para cada una de esas personas”. 
 
“Solamente se podrá hablar de buenos datos del paro cuando éste baje, y cuando lo haga de forma considerable, porque la salida de la crisis no está vinculada a variables extrañas, sino a la calidad de vida de las personas”, ha señalado Benito. Y en este sentido debemos recordar, además, que el lema del PP de estos meses “el paro toca fondo” no hace sino señalar una obviedad: hay tanto desempleo que es prácticamente imposible que siga destruyéndose empleo. 
 
En relación a la comunidad, los datos son "malos o muy malos, empleo precario, sueldos de mera supervivencia son algunas de las conclusiones que arrogan los últimos datos del empleo en Castilla y León para el Coordinador General de IUCyL, José María González. “El futuro que espera a los asalariados de Castilla y León no puede ser más negro”. Y es que,  “uno de cada cinco de los nuevos parados en septiembre es castellano y leonés”, apunta González. Este incremento del paro, dos puntos porcentuales por encima de la media nacional, es más fiel a los efectos del final del verano que los habidos en otras Comunidades. “Aquí la incidencia del turismo es ínfima por comparación con la costa mediterránea y los archipiélagos y el empleo basura, creado en torno a la hostelería, se ha venido abajo ya en septiembre y seguirá cayendo en octubre”.

Por su parte, Unión Progreso y Democracia (UPyD) lamenta el incremento del desempleo en la región y ve con preocupación la tendencia por la que esta ratio siempre supera la media nacional en una Comunidad Autónoma en la que se pierde población, empresas y valor añadido en la producción. El coordinador territorial en funciones, Rafael Delgado, traslada su apoyo a las castellanoleoneses que engrosan “esta triste cifra” y afirma que “como ya se advirtió, los buenos números estivales no ocultan una destrucción de empleo sostenida en el tiempo”. Delgado señala que la falta de iniciativa y la improvisación de los Gobiernos regional y nacional “hacen que las malas previsiones se vayan cumpliendo, lo que es evidente en esta Comunidad Autónoma”. 

 

Según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en septiembre 5.812 personas perdieron su trabajo en Castilla y León respecto al mes anterior, lo que supone un aumento del 0,54% sobre la media nacional. Del mismo modo, los afiliados a la Seguridad Social se redujeron un 4,03%, un 1,3% sobre el promedio del país. Respecto al mismo período del año anterior, el desempleo se incrementó un 3% por encima de la media de España.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído