La vuelta al cole será más cara este año. El Gobierno ha retirado de los productos a los que se aplica el IVA superreducido (del 4%) aquellos que “por sus características, solo puedan utilizarse como material escolar”, una categoría que ha llegado a incluir artículos como cuadernos, forros de libros o témperas.

La definición, muy difusa, siempre ha despertado dudas entre los fabricantes y distribuidores: en los últimos cinco años, la Dirección General de Tributos ha emitido 39 consultas vinculantes sobre qué productos pueden considerarse de exclusivo uso escolar. En todo caso, el corte hace pasar del 4% al 21% el tipo que se aplica a una parte importante de la cesta de la compra de material educativo —y que se empezará a aplicar a partir del 1 de septiembre.

Según fuentes de Abacus, una cooperativa dedicada a la venta de material escolar, aproximadamente el 20% del equipamiento que las familias compran cada año tendrá el IVA más alto. La subida afectará mucho más a los centros educativos: el 60% de los productos que se distribuyen entre los colegios e institutos verán modificada su carga impositiva, lo que lastrará aún más unos presupuestos ya afectados por los recortes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído