Fue en la gira de 2010 con la Vargas Blues Band por Alemania, cuando el madrileño Javier Vargas comenzó a darle forma a la idea de crear un ‘súper grupo’. Colaborador de artistas como Carlos Santana, Raimundo Amador o Prince, Vargas le confesó al manager de su grupo en Alemania su admiración por el batería Carmine Appice (ex Vanilla Funge y cómplice de Pink Floyd y Ozzy Osbourne), y él se encargó de ponerle en contacto con éste y con el bajista Tim Bogert, que junto a Appice había sido un estrecho colaborador de Jeff Beck y Rod Stewart.
 
Hace un año vio la luz el fruto de la colaboración de los tres, que acompañados por Paul Shortino dieron forma a un álbum de versiones que reunía una decena de temas clásicos del rock como ‘Lady’ (Beck, Bogert, Appice), ‘’Black night’ (Deep Purple), ‘Tonight is the night’ (Rod Stewart) o ‘Soul of love’ (Paul Rodgers). Con esa carta de presentación se echaron a la carretera, y el próximo miércoles, 8 de marzo, presentarán en la Sala Camelot de Salamanca “un gran espectáculo” de la mano de “una banda muy poderosa” (en palabras de Vargas a Ical) que no escatimará esfuerzos para brindar a los asistentes su buen hacer con el rock, R&B y ‘hard rock’.
 
Las entradas ya están a la venta al precio de 15 euros en el portal www.ticketea.com, y la velada arrancará con la presentación del nuevo trabajo de Jorge Salán y su banda, que actuarán como teloneros. “En total, el espectáculo se prolongará durante unas tres horas, si tenemos en cuenta la actuación de Jorge, y recorreremos en directo las canciones del disco que hemos grabado junto a otros temas que quizá más adelante van la luz en un nuevo álbum”, subraya Vargas.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído