Horas antes de las campanadas de medianoche, cientos de jóvenes ya pululaban por las calles de Salamanca con ambiente festivo. La Nochevieja Universitaria comenzó ya desde el mediodía con una ruta de pinchos mediante bonos que, por un precio de dos euros, permitían a los universitarios y visitantes degustar el tapeo típico de Salamanca y ampliar la jornada festiva a la tarde del jueves. O la mañana del viernes, pues los bonos también servirán para desayunar chocolate con churros. También se ha recuperado este año la gymkhana universitaria, con equipos de todas las facultades compitiendo por unos suculentos premios por el casco histórico de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído