La Junta de Castilla y León ha publicado este miércoles la oferta formativa para los jóvenes de cara a este 2014, en el que ampliarán las plazas hasta 7.537 divididas en 205 actividades organizadas por el Instituto de la Juventud.

De esta manera, todos aquellos jóvenes de edades comprendidas entre 16 y 35 años podrán acogerse a estos planes que pretenden potenciar los conocimientos relacionados con la formación juvenil y sus actividades complementarias, la formación lingüística en inglés, francés y alemán, y la formación y promoción artística y cultural. El precio de estos cursos oscila entre los 20 euros para aquellos que se realizan online hasta los 1.500 euros. Además, se ha reservado un 5% de las plazas para aquellos perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía, que tendrán acceso gratuito.

El mayor volumen de plazas, 4.083, corresponde a las actividades dirigidas a la obtención de un título de formación juvenil. La oferta contempla la posibilidad de obtener títulos como el de monitor de tiempo libre, informador juvenil, gestor de instalaciones juveniles, profesor o director de formación. En total, 133 cursos cuyo plazo de inscripción finaliza el 17 de marzo y que se desarrollarán desde el 21 de abril hasta el 22 de diciembre.

Respecto a la formación lingüística, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades quiere potenciar el manejo de otros idiomas, como el inglés, el francés o el alemán, para aumentar la proyección profesional. 2.830 jóvenes podrán participar en estos cursos de idiomas programados para Semana Santa y verano tanto en territorio regional como en el extranjero.

Por último, el área de formación y promoción artística y cultural ofrecerá 624 plazas en 11 cursos. El objetivo es introducir a los jóvenes en este ámbito o perfeccionar los conocimientos adquiridos.

Además, el cuarto punto que quiere potenciar el Instituto de la Juventud es el del voluntariado, que cuenta con la colaboración de Aspaym Castilla y León, el movimiento scout y la Federación de Centros Juveniles Don Bosco. El programa se puso en marcho en octubre del pasado año y ya son 300 personas las que están colaborando, 40 de las cuales residen en la provincia de Salamanca. El objetivo es que los jóvenes de la comunidad aprendan valores como la convivencia, la tolerancia, la solidaridad o la participación mientras colaboran con personas, familias o colectivos en riesgo de exclusión social, con personas mayores, personas con discapacidad o con menores, entre otros colectivos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído