La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, ha rubricado un protocolo para la promoción y futura comercialización del producto turístico Románico en Castilla y León. Rafael Benjumea Cabeza de Vaca ha estado presente, como presidente de la Fundación Duques de Soria; José Luis González Prada, como secretario general de la Fundación Hispano-Portuguesa Rei Afonso Henriques; y Juan Carlos Prieto Vielba, como director general de la Fundación Santa María la Real. Según ha señalado la consejera de Cultura y Turismo, este acuerdo pretende transformar un recurso turístico como es el Románico en Castilla y León en un producto turístico identificable y capaz de acceder en formato comercializable a los distintos mercados de demanda y canales de distribución comercial.
 
Según Alicia García, esta iniciativa que la Junta de Castilla y León pone hoy en marcha con el Románico, y que se enmarca dentro de la nueva estrategia turística puesta en marcha, es un ejemplo claro de lo que se pretende que sea una labor de especialización de producto turístico para poder adaptarlos a perfiles de mercado muy específicos que demandan productos muy especiales y orientados a un tipo de cliente muy concreto. Todos los esfuerzos realizados por la Junta de Castilla y León en materia de conservación patrimonial deben tener un reflejo claro en retorno turístico con un efecto directo en el sector privado de Castilla y León. El objetivo es rentabilizar turísticamente el Románico de Castilla y León, convirtiéndolo en producto turístico.
 
Los Planes del Románico puestos en marcha por la Consejería de Cultura y Turismo a través del Plan PAHIS de intervención en el Patrimonio Histórico se han materializado en grandes proyectos sobre varios territorios de Castilla y León. En total son más de 100 templos en los que la Consejería de Cultura y Turismo viene interviniendo, con un ambicioso proyecto coordinado, con una importante aportación de 23 millones de euros y con una gran rentabilidad desde el punto de vista económico y social para Castilla y León.
 
Estrategia común 
 
El acuerdo que se ha firmado permitirá un trabajo conjunto entre la Junta de Castilla y León y las tres Fundaciones Románicas en el desarrollo de productos basados en un elemento concreto muy vinculado al turismo cultural, con el que al mismo tiempo se pueden combinar con otro tipo de motivaciones complementarias que hagan del románico en Castilla y León un atractivo turístico de primer orden. Para ello, la Consejería va a elaborar, en colaboración con las Fundaciones, propuestas de rutas, paquetes integrados, promociones concretas vinculadas a determinados periodos vacacionales. Todo ello se complementará con otras ofertas, como el turismo rural o el turismo gastronómico, que favorezcan el incremento turístico.
 
Tras el desarrollo del producto, una segunda fase será la realización de una intensa labor de promoción y comercialización en aquellos mercados que tienen identificado el patrimonio monumental románico como un elemento diferenciador de destino turístico. Es el caso del mercado británico en Europa y el mercado japonés en Asia donde operan con un importante nivel de demanda distribuidores comerciales especializados en este tipo de producto cultural. La consejera ha señalado que las miras están puestas en operadores tan importantes en el mercado asiático como JTB o Mikami Travel o en operadores como Keytel, muy implantados en el mercado británico.
 
La consejera Alicia García también ha anunciado que se iniciarán los contactos con agencias españolas receptoras de esos mercados, como son Ultramar, Kuoni, GTA o Exotis. El mercado portugués, el francés y el italiano, como mercados fundamentales de procedencia para Castilla y León, también formarán parte de los objetivos comerciales; en relación con ello, también están previstos contactos con operadores como Bóscolo y Espagna Manía en Italia; Intermedes y art et Vie, en Francia; y Abreu y Pax Tur, en Portugal.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído