La Junta de Castilla y León contempla destinar siete millones de euros al año para el programa de ayudas a expedientes de regulación suspensivos, que incluirá una línea de complementos de prestaciones para los trabajadores y otra de compensación de parte del coste a las empresas. Asimismo, el Ejecutivo autonómico prevé ocho millones al año ampliables a doce para el Programa de Inserción para el Empleo (PIE), que habilitará itinerarios integrados de formación e inserción con una ayuda económica de 400 euros durante seis meses. 
 
Los ocho miembros que integran la Comisión Permanente del Consejo del Diálogo Social cerrarán el reparto en un encuentro el próximo miércoles 7 de marzo, dentro de un proceso que se ha desarrollado en sentido inverso al habitual. Cabe recordar, que el pasado viernes el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, presentó los compromisos adquiridos para la Estrategia Integrada de Empleo. Además, el plan también incluye un protocolo de actuación de empresas en crisis, un mecanismo voluntario para evitar los despidos colectivos y el incremento de los conflictos judiciales.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído