La Junta de Castilla y León enmarca el incremento del paro en 1,82 por ciento en el mes de febrero en la recesión económica que vive la Comunidad Autónoma y España y confía en que las medidas adoptadas tanto por el Gobierno central como autonómico cambien la tendencia actual y 2013 sea el punto de inflexión.
 
Ésta es la valoración que realizó el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, sobre el paro registrado en las oficinas de empleo durante el mes de febrero, que se cierra en Castilla y León con 4.487 personas más en desempleo y un incremento superior a la media estatal (1,19 por ciento). Son unos datos en línea con una situación de falta de actividad y de recesión, afirmó Villanueva en declaraciones a los periodistas durante su asistencia a 'Los Desayunos de la Universidad Europea Miguel de Cervantes'.
 
La evolución es complicada y se refleja en el aumento del desempleo, señaló el consejero, que espera que 2013 suponga un punto de inflexión en la tendencia y a finales del año o comienzos de 2014 se cree empleo. Se mostró confiado en algunos elementos en esa dirección, como el control del déficit y una mejora en la financiación, así como en que las medidas adoptadas incidan en el cambio de tendencia.
 
Villanueva subrayó que las políticas de control del déficit y estabilidad presupuestaria de la Junta van en paralelo a las medidas de estímulo, crecimiento y generación de empleo, algunas pactadas con el PSOE, aunque reconoció que su impacto se verá más a corto plazo ante la recesión que vive tanto España como la Comunidad Autónoma.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído