La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha anunciado que la Administración autonómica trabaja en la extinción de tres empresas públicas y una fundación dentro del plan de reestructuración del sector público comprometido por el Gobierno regional. Se trata de las empresas Apacale, Ade Financiación y Sotur y la Fundación ADEuropa. De esta forma, respondió a una pregunta de la procuradora socialista Ana Redondo sobre los gastos de las 17 delegaciones internacionales de Excal o solapamientos entre delegaciones territoriales y diputaciones provinciales.

El excesivo gasto en las Administraciones públicas ha puesto en el ojo del huracán a las entidades dependientes del Gobierno y las comunidades autónomas. El Ejecutivo central ha empezado a dar ejemplo recortando su estructura y lo mismo quiere que se haga con la estructura de las regiones, plagadas de entidades, sociedades mercantiles y consorcios que sólo arrojan pérdidas.
 
Por ejemplo, varias propuestas en las últimas semanas recuerdan que hay en la actualidad unos ochenta organismos dependientes de la Junta. Suprimiendo sólo cuatro de ellos, como por ejemplo el Instituto de la Juventud, se ahorrarían 368 millones de euros al año.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído