Hace dos meses, el pasado 29 de marzo, el Consejo de Gobierno aprobó la adhesión de la Junta al mecanismo extraordinario de financiación para el pago a proveedores. Este sistema, que se pactó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del día 6 de ese mismo mes, es una línea de crédito que el Gobierno de España pone a disposición de las autonomías a través del ICO. Esto permite que las comunidades salden su deuda con las empresas que efectúan obras, suministros o servicios para la Administración, puesto que consiguen la liquidez que no logran en los mercados.

Tras solicitar su incorporación al sistema, la Junta envió al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas un listado con las facturas susceptibles de ser financiadas, así como un Plan de Ajuste con medidas de ahorro y aumento de ingresos dirigidas a cumplir el objetivo de déficit del -1,5% para 2012. Con estos trámites cumplidos, la Consejería de Hacienda abrió un plazo -hasta el 22 de mayo- para que los proveedores que lo desearan se acogieran voluntariamente a esta fórmula de cobro.

Línea de crédito a diez años

Así lo han hecho 2.137 empresas, a las que las entidades financieras que han suscrito  el préstamo con el Ejecutivo autonómico abonarán 287.482 facturas por un importe total de 1.052.738.698 euros desde hoy mismo. En concreto, efectuarán los pagos Banco Santander, Bankia, Caixabank, BBVA, Caja España-Duero, Banco Popular, Banesto, Banco Sabadell, Banco Cooperativo, CAM y Bankinter. La cantidad que aportará cada firma de crédito oscila entre los 46,6 y los 142,9 millones de euros y le ha sido asignada a cada una por el Instituto de Crédito Oficial.

A cambio de obtener de inmediato esta inyección de recursos la Junta pagará un tipo de interés variable, que se revisará cada trimestre y comenzará siendo del 5,912%. El plazo para devolver el crédito es de 10 años, periodo que incluye dos de carencia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído