La Consejería de Familia reconvertirá las actuales residencias de personas mayores en centros multiservicio e implantará un nuevo modelo de atención basado en la convivencia más estrecha entre usuarios y una atención de carácter más individual. Este departamento trabaja ya en la redacción del decreto que regulará este nuevo concepto de residencias que, previsiblemente, estará cerrado este mismo año, según avanzó la consejera del ramo, Milagros Marcos, en ‘Los desayunos de Ical’.
 
Los centros multiservicio permitirán al usuario acudir a las residencias desde "a tomar el café, comer, dormir durante dos semanas o un fin de semana” hasta a permanecer allí durante el día. Es, en definitiva, un “modelo más abierto” y “más atractivo” para las personas mayores, lo cual permitirá buscar nuevas salidas de rentabilidad a un sector, el de residencias, que ha visto cómo la crisis incrementaba sus plazas sin ocupar hasta situarlas en torno al 25 por ciento.
 
En la preparación del texto, la Junta ha tenido en cuenta al sector privado, no obstante, precisó que la Administración no puede ser su “tutora” cuando éste “tenga problemas”. Así, advirtió de que habrá residencias privadas “muy pequeñas”, de 16 a 20 plazas, que “tendrán serios problemas” para garantizar “una atención de calidad”. Debido a la crisis económica y al aumento de plazas vacantes, añadió, habrá “centros afectados”. “Ellos lo tienen mejor diagnosticado que nosotros y ya hay entidades haciendo planes de reestructuración”, matizó Marcos, para quien “mantener servicios si no hay demanda no tiene sentido”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído