Los 36 miembros del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León no percibirán dinero alguno por asistir a las reuniones de este organismo, lo que supone la anulación de las dietas y gastos de locomoción que hasta ahora abonada esta institución, según figura en el Proyecto de Ley de Medidas Económicas y Financieras que estudió el Consejo de Gobierno de Castilla y León y al que ha tenido acceso la agencia Ical. Cabe recordar que los integrantes del órgano consultivo ya no perciben ninguna dieta desde el pasado 1 de abril.
 
Del mismo modo, a partir de la entrada en vigor de la ley, tanto el CES como el Consejo Consultivo de Castilla y León pasarán a depender de las Cortes autonómicas, si bien en el texto de la ley de medidas queda claro que “realizarán las funciones previstas en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León actuando con plena independencia”. Estas medidas se enmarcan dentro de las iniciativas de austeridad que avanzó el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en el debate de política general. 
 
El CES, que en los últimos días también ha cambiado de sede para integrarse en el edificio de la Federación Regional de Municipios y Provincias, está compuesto por 36 miembros repartidos de la siguiente manera: doce, representando a las organizaciones sindicales y otros doce a las empresariales; seis expertos designados por la Junta; cuatro representantes de las organizaciones agrarias, uno, de las asociaciones de consumidores y uno, de las cooperativas y sociedades anónimas laborales. Hasta ahora, salvo el presidente, los integrantes de esta institución cobraban dietas por asistencia a plenos y comisiones, una indemnización que a partir del uno de enero se les retirará.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído