La Junta de Castilla y León ha aceptado la propuesta de Comisiones Obreras de tratar en una mesa de negociación las condiciones laborales de los trabajadores al servicio de la Administración de Castilla y León. El acuerdo se ha producido en la Mesa de la Función Pública celebrada este martes, según explicaron fuentes del sindicato en un comunicado.
 
La formación informó que la viceconsejera de Función Pública y Modernización, Rocío Lucas, ha aceptado la propuesta para retrasar hasta el mes de abril la entrada en vigor de las medidas referidas al personal y contempladas en el anteproyecto de ley de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras. Con el retraso del plazo para poner en marcha las cuestiones referidas al personal, como la implantación de la jornada laboral de 37,5 horas, “se está dando la oportunidad a los sindicatos de modular la aplicación de estas medidas que han sido rechazadas por los represetantes sindicales de CCOO en todo los foros, entre ellos la propia Mesa de la Función Pública”, donde votaron en contra de su aplicación.
 
CCOO explicó que ha defendido en las últimas semanas la necesidad de negociar todos los aspectos referidos al personal que recoge el anteproyecto de ley y ha exigido a la Consejería de Hacienda que abra el marco de negociación necesario. Por ello, en la reunión ha presentado una enmienda al Anteproyecto de ley que vincula la entrada en vigor de las medidas referidas al personal a la negociación real de la jornada, horarios y complementación económica de la prestación por incapacidad temporal y al posible acuerdo fruto de esa negociación. 

Por su parte, el Sindicato de Enfermería, Satse, muestra su postura contraria a la imposición de las medidas de recorte de las condiciones laborales y profesionales del personal de Enfermería que está presentando la Junta de Castilla y León y la Consejería de Sanidad puesto que cierran toda posibilidad a la negociación de dichas condiciones. Para Satse, las modificaciones de las condiciones laborales que plantea la Consejería de Sanidad supondrán que las enfermeras que trabajan en turno rotatorio (de mañana, tarde y noche) tenga que realizar de 5 a 7 noches más al año, que las del turno diurno deban realizar 16 sábados al año y que el personal de los centros de salud tenga que hacer esos 16 sábados o bien acumular el trabajo de otros compañeros, “por lo que la atención a los usuarios se verá deteriorada”, añadió Silvia Sáez.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído