Las políticas públicas aplicadas por la Junta de Castilla y León en materia de juego están guiadas por dos principios esenciales: en primer lugar, por la máxima protección de los consumidores y usuarios que practican los juegos y apuestas, y muy especialmente por evitar su posible incidencia sobre los menores y las personas que planteen una problemática especial; y en segundo lugar, por la normalización en la visión social del empresariado que actúa en los diversos sectores de juego –máquinas, salones, bingos y casinos- y otorgar certeza empresarial en las decisiones administrativas que se adoptan desde el Gobierno autonómico.
 
El sector del juego es importante social y económicamente para la Comunidad ya que actualmente existe un total de 3 casinos, 21 bingos, 46 salones de juego y 15.309 máquinas de juego, que dan empleo a más de 2.000 personas que trabajan directamente en las 436 empresas que se dedican a esta actividad empresarial. A su vez, el sector genera unos ingresos tributarios que ascienden a casi 70 millones de euros en Castilla y León.
 
El consejero de la Presidencia ha explicado que el siguiente objetivo previsto es el desarrollo normativo de la Ley reguladora del juego y de las apuestas en Castilla y León, que se completará en 2014 con la reglamentación que regule las apuestas, al igual que tienen establecido otras comunidades que ya cuentan con esta regulación como Valencia, Navarra, Madrid, País Vasco, Galicia, Murcia y Aragón.
 
Ya se ha iniciado la tramitación del proyecto de decreto que regulará las apuestas en Castilla y León, y que ha sido sometido al trámite de audiencia pública. El fin es dotar de un amplio marco normativo a las apuestas, contemplando tanto las apuestas deportivas o de competición, como las vinculadas a actos no deportivos. Este reglamento abordará una regulación integral de este subsector, nuevo en la Comunidad, de forma que recogerá el régimen de las autorizaciones, de los establecimientos donde se explotarán las apuestas, de la homologación del material de apuestas, de los derechos de los apostantes, así como de las normas de formalización y pago de las apuestas. Cada empresa autorizada para explotar y comercializar las apuestas deberá abrir, al menos, 9 casas de apuestas repartidas entre las nueve provincias de Castilla y León.
 
Con el objeto de que los establecimientos autorizados para el juego presencial puedan ampliar también su actividad, ofreciendo otro producto que les permita complementar la oferta de juego y rentabilizar sus establecimientos, en los salones de juego, salas de bingo y casinos de juego se podrán instalar zonas de apuestas que podrán sustituir a las casas de apuestas. En todo caso, en estos establecimientos autorizados para el juego presencial donde no haya instaladas zonas de apuestas, las empresas de apuestas podrán instalar corners de apuestas. Estos corners también podrán abrirse en zonas específicamente habilitadas en los recintos deportivos. Esto supone un cálculo de más de 100 establecimientos que abrirán sus puertas para realizar apuestas entre 2014 y 2015 en Castilla y León.
 
Casinos de juego
 
En el subsector de los casinos de juego, se pondrá en marcha la modificación del reglamento regulador de los Casinos de Castilla y León que ha sido aprobado a principios de verano, y da una mayor celeridad a los expedientes a la hora de autorizar campeonatos o torneos, y también modifica aspectos referidos a la formación de los crupieres. También se empezará a aplicar la modificación del catálogo de juegos y apuestas de Castilla y León, que permite practicar en sus establecimientos nuevos juegos como la banca francesa o dados portugueses, o nuevas variedades de póquer de contrapartida y del póquer de círculo.
 
Juego del bingo
 
En esta otra modalidad de juego, el bingo, se empezará a aplicar el nuevo reglamento regulador del juego del bingo recién aprobado, en el que además de simplificar los trámites de los procedimientos administrativos y la documentación que debe aportar para obtener las autorizaciones que precisan, se permite que las salas formen bolsas de premios extra, y se incorporan nuevos tipos especiales de juego de bingo que, siendo mutuales, son jugados con un número inferior de bolas a las 90 actuales del bingo ordinario.
 
A su vez, se pondrá en marcha la última modificación normativa del juego del bingo publicada este mes de octubre, y que afecta a la modalidad del bingo interconexionado, de tal forma que se rebaja el número de orden de extracción de la bola que dará derecho a su obtención, de forma que se aumente la frecuencia de su otorgamiento y se amplíe el número de jugadores que pueden resultar agraciados con el premio. También se firmaran nuevos protocolos de colaboración con otras Comunidades Autónomas que permite ofrecer a los clientes la posibilidad de jugar al bingo electrónico con otros jugadores presentes en salas de bingo ubicadas en otras ciudades. Castilla y León ha sido pionera en esta modalidad de juego electrónico por la firma de protocolos con las comunidades de Aragón, País Vasco, Castilla-La Mancha y Madrid.
 
Máquinas y salones de juego
 
Durante el próximo año se obtendrán los resultados realizados por el grupo de trabajo específico, constituido por la Consejería de la Presidencia y la Consejería de Hacienda, para el estudio de los requisitos y elementos de la futura regulación que permita la interconexión de máquinas en establecimientos de hostelería. Y específicamente, para salones de juego se regulará una máquina B especial de salones que les permitirá ofrecer un producto atractivo y más competitivo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído