Este jueves no ha sido un día cualquiera en la residencia de la Santísima Trinidad. Cinco de sus inquilinos han celebrado su aniversario en una jornada festiva que se ha vivido con gran emoción dentro de sus paredes. Especialmente emotivo ha sido el cumpleaños de Leandra de Arriba, su residente más veterana, que ha cumplido este mes de enero 104 años, una cifra que se dice pronto pero que se tarda en cumplir.

 

La dificultad de cumplir 104 años no es tanto sumarlos, sino hacerlo además con un estado de salud envidiable. Leandra ha asegurado que la receta que le ha llevado a esta edad ha sido “sufrir mucho de joven, trabajar mucho en el campo y andar por los caminos”.

 

Desde la dirección de la residencia, Juana Baza ha explicado el día a día de esta señora: “Leandra no para, se levanta, desayuna, pasea, va a terapia, hace su cama, lava su ropa íntima y pasea por todo el hospital saludando a todas las trabajadoras”. Leandra de Arriba, una auténtica todoterreno centenaria.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído