Un año más, la Fundación Adecco presenta el informe Directivos y Responsabilidad Corporativa, una encuesta a 150 directores de Recursos Humanos cuyo objetivo es extraer información sobre sus previsiones de empleo de cara a 2014, tanto en su empresa como en el mercado laboral. Destaca una mejoría en la percepción de la contratación por parte de los encuestados. Si el año pasado sólo un 8% declaraba que contrataría en 2013, este año la cifra se ha duplicado hasta el 16%, un crecimiento nada desdeñable de 8 puntos porcentuales. 
 
A pesar de esta mejora en la percepción de los directivos sobre su plantilla, parece que 2014 aún no será el año del empleo, pues siete de cada diez anuncia una congelación de su plantilla. Habrá pocas vacantes y por ello, los candidatos tendrán que tener muy claro qué cualidades deben reunir si desean ser seleccionados. Las respuestas revelan que habrá tres aspectos esenciales. En orden de importancia, éstos son la actitud personal, seguida de la experiencia y ésta de la formación. 

La presente encuesta ha querido identificar si, al margen de la crisis económica, existen otras justificaciones que expliquen este retroceso en la contratación. ¿Qué tipo de obstáculos encuentran? El más repetido ha sido el desconocimiento, que encabeza la lista con un 32%. Este porcentaje afirma no saber dónde reclutar a trabajadores con discapacidad o cómo abordar los procesos de selección con estas personas. Por detrás del desconocimiento, encontramos la razón económica: un 20% declara no disponer de presupuesto para abordar la contratación.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, “hemos de percibir la contratación de personas con discapacidad como una inversión y no como un gasto. Es erróneo el estereotipo de que son trabajadores más caros. No sólo existen desgravaciones al incorporarlos, sino que además ven reforzados valores como el esfuerzo, o el sacrificio, que se traducen en resultados. En definitiva, son trabajadores muy rentables para cualquier empresa”. 

 
Además, un 10% reconoce tener temor a la contratación, por no haber tenido apenas experiencias previas con trabajadores con discapacidad. Por último, destaca un 6% que encuentra problemas por falta de accesibilidad en sus instalaciones; y un 2% que encuentra otro tipo de obstáculos, como la peligrosidad de las tareas o el tamaño de la empresa. “Llama la atención el hecho de que, entre las principales barreras, encontremos intangibles como el desconocimiento o el temor. Precisamente son los prejuicios y los estereotipos sociales los que crean una nebulosa que lastra la plena integración de las personas con discapacidad. Por ello, urge impulsar políticas que incidan en el aspecto cualitativo, incluso por encima del cuantitativo”, concluye Mesonero.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído