En Logroño numerosos bares comenzaron a prohibir la entrada tras la proliferación de altercados

 En Logroño numerosos bares comenzaron a prohibir la entrada tras la proliferación de altercados
En Logroño numerosos bares comenzaron a prohibir la entrada tras la proliferación de altercados

Los hosteleros salmantinos se muestran divididos al respecto de las despedidas de soltero, pero no son los únicos de España a quienes se les ha planteado este problema. En Logroño, por ejemplo, pusieron cartas sobre la mesa para intentar atajarlo de raíz.

La ciudad riojana comenzó a promocionarse turísticamente como lugar ideal para las despedidas de soltería de toda España. Así, vendía las excelencias fiesteras y las despedidas se concentraban en la calle Laurel, una zona típica al haber decenas de bares concentrados, como en Salamanca son las calles Varillas o Bordadores por la noche, o Van Dyck al mediodía.

Pero de las cuatro o cinco que había cada fin de semana se pasó a casi medio centenar, todas concentradas en una misma calle, lo que derivó en peleas y actitudes incívicas. Los vecinos dijeron basta, pero sobre todo los propios establecimientos hosteleros dijeron basta al ver cómo los ingresos que pudieran obtener por las despedidas se iban en mayores gastos por los destrozos que provocaban.

Desde entonces en muchos pubs hay un cartel especificando que no se atiende a las despedidas. En la puerta de estos establecimientos hay un cartel bien visible donde se advierte de que no se servirá alcohol a los grupos de personas disfrazados o que muestren alboroto.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído