Los sindicatos educativos han manifestado un contundente rechazo a la decisión unilateral del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes de derogar los temarios de oposiciones de noviembre, regresando a los anteriores, que datan de 1993, salvo el de la especialidad de Primaria, que es de 2007. Así, recuerdan que los representantes legales del profesorado y en anterior Gobierno central ya negociaron un nuevo Real Decreto de acceso a la docencia que “no llegó a ver la luz por petición de muchos consejeros autonómicos que querían analizar más despacio dicha normativa”. 
 
También denuncian que numerosos opositores, que han estado preparando los nuevos temarios desde noviembre, han perdido su tiempo y vuelven a encontrarse en una situación de incertidumbre, sobre todo, ante la noticia de que el deseo ministerial es revisar, y puede que cambiar, estos temarios, por lo que tampoco servirían los anteriores, para ajustarlos al nuevo reglamento de oposiciones con el que, según la Orden, se pretende “atraer a la docencia a los mejores profesionales, primando el mérito y la capacidad”.
 
Tampoco están de acuerdo con que “se vuelva a sumir en un proceso de confusión” a los aspirantes a las oposiciones y considera que “esta actuación es inadmisible”. Los sindicatos han aprovechado para recordar su disconformidad con la renovación de los temarios en noviembre “por hacerse a destiempo y sin previa negociación en la mesa sectorial ni en el Consejo Escolar del Estado”. Además, han protestado por el hecho de que no se haya contado con su opinión. CSI-F va más allá y denuncia que, en la reunión que mantuvieron los sindicatos educativos con el subsecretario de Educación el pasado 2 de febrero, nadie mencionó una decisión que, asegura, ya estaba tomada. Por ello, espera que esta no sea la línea de diálogo que va a mantener el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído