El secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos, se desmarcó ayer de la polémica liberación sindical de su antecesor, Emilio Melero, asegurando que la responsabilidad atañe a UGT. Desde el sindicato, fuentes consultadas por este periódico lamentan la imposición de la dirección regional, mostrando el malestar de los miembros de UGT en Salamanca por esta liberación institucional.

 Cabe recordar que Melero se ha convertido en un liberado sindical a la espera de un cargo público hasta su jubilación. Tras dejar de ocupar un asiento en las Cortes de Castilla y León, Melero estaba a la espera de un puesto en el Consejo Consultivo o el Consejo de Cuentas de Castilla y León. Así lo habría pactado con la dirección autonómica del partido para dejar su sitio en las listas de las pasadas elecciones de mayo.

 Pero el nombramiento, que debía haberse producido en torno al 12 de octubre, no se hizo efectivo, por lo que Melero, en lugar de volver a dar clases, pues de profesión es maestro, o de cogerse una excedencia, optó por hacerse liberado sindical de UGT. Un liberado institucional que habría sido impuesto por la dirección regional del sindicato, provocando el malestar entre los dirigentes salmantinos, en contra de esta decisión hasta que Melero logre un cargo público, al parecer el próximo 14 de diciembre.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído