Después de presentar los resultados obtenidos en la encuesta de Percepción Ciudadana del año 2013, la rueda de prensa ha estado marcada por las preguntadas formuladas al primer edil de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco. La principal preocupación de los periodistas allí presentes ha sido el conocer la valoración del alcalde acerca de la manifestación acontecida en la tarde de ayer en Salamanca en apoyo a los vecinos burgaleses del barrio de Gamonal. Fernández Mañueco ha omitido dictar veredicto acerca de la movilicación ciudadana de la capital charra y se ha centrado en valorar los hechos acontecidos en las últimas horas en Burgos.

El alcalde de Salamanca ha mostrado públicamente su respaldo tanto institucional como de partido a la postura del alcalde de Burgos, Javier Lacalle. Mañueco se ha referido a Lacalle como un político cercano y abierto al diálogo como ha demostrado en las últimas horas cuando se ha conocido que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos abrirá un foro de debate y paralizará las obras de la calle Vitoria que pretendían convertirla en un nuevo bulevar. Asimismo, el alcalde salmantino ha recordado que el proyecto de reforma del barrio de Gamonal iba en el programa de gobierno, "no solo del Partido Popular sino de otras fuerzas políticas". 

Alfonso Fernández Mañueco ha destacado la postura de aquellos vecinos que, a pesar de haber manifestado estar en contra de este proyecto, lo han hecho de manera pacífica. En este sentido, el alcalde de Salamanca ha sido tajante en cuanto a las actitudes violentas acometidas en las últimas jornadas en Burgos y ha dicho que "no se puede utilizar la violencia para defender ningún pensamiento ni ideal". Mañueco ha señalado que la violencia es en sí misma negativa y perniciosa para la democracia y absolutamente injustificable e intolerable. Así pues, Fernández Mañueco ha dicho que los elementos violentos acotecidos en el barrio de Gamonal son condenables en su totalidad. 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído