María Dolores Pradera, la gran dama de la canción, regresó ayer a Salamanca al Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León con su gira internacional Homenaje. En un concierto cálido e intimista con un formato musical acústico, la artista quiso rendir tributo a su público y a los autores de su repertorio. Los más de 500 asistentes pudieron disfrutar de sus piezas más clásicas -Que te vaya bonito, Amarraditos, El rosario de mi madre-, y del particular homenaje que la intérprete hace a autores como Carlos Cano (María la portuguesa), Chabuca Granda (La flor de la canela), Atahualpa Yupanqui (Luna Tucumana) o José Alfredo Jiménez (El Rey).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído