Las matriculaciones para aprender idiomas se quintuplican desde el inicio de la crisis

 Las matriculaciones para aprender idiomas se quintuplican desde el inicio de la crisis
Las matriculaciones para aprender idiomas se quintuplican desde el inicio de la crisis
No vamos a descubrir la pólvora si decimos que los idiomas son algo muy importante hoy en día, pero la verdad es que cada vez es mayor la cantidad de personas de todas las edades que deciden estudiar lenguas extranjeras, especialmente para aumentar sus salidas laborales. Las cifras muestran que las matriculaciones en academias y escuelas de idiomas se han quintuplicado desde el inicio de la crisis.
 
Actualmente existen diversas fórmulas para ese aprendizaje, desde la autoenseñanza a las temporadas en países extranjeros, pasando por las academias, las clases particulares o la Escuela Oficial de Idiomas. A este último lugar ha acudido SALAMANCA24HORAS para conocer de primera mano una visión más cercana del mundo de las lenguas.
 
A día de hoy, el inglés sigue siendo el idioma universal por excelencia, el que más alumnos se lleva. En segundo lugar, el francés aguanta el empuje del alemán, que cada vez viene pisando más fuerte por detrás debido al constante goteo de españoles que emigran a tierras germanas para trabajar. Portugués e italiano son los otros dos idiomas que imparten, aunque su número de alumnos ya es inferior respecto a los demás. Fuera de sus puertas, cada vez más gente estudia chino, pero de momento la escuela no se ha planteado incluirlo en su plan de estudios a pesar de haber recibido propuestas, sobre todo de aquellas personas que adoptaron en su día niñas de de ese país y que quieren que conozcan su lengua de origen.
 
Un perfil del estudiante de lo más variopinto
 
Año tras año la Escuela de Idiomas cubre prácticamente todas sus plazas. Durante este último curso, alrededor de 5.000 personas se matricularon en alguno de los idiomas disponibles. Al contrario de lo que pueda parecer, no sólo son los jóvenes los que se lanzan al aprendizaje de una lengua extranjera, sino que gente de todas las edades aprovecha su tiempo para formarse.
 
Cada idioma tiene uno o varios perfiles de estudiante. En inglés predomina el universitario, ya que los niños hasta los 16 años no se pueden matricular. Como explica Teresa Vicente, jefa de estudios, una de las exigencias para entrar en un idioma hasta los 16 años es que no sea tu primera lengua, por lo que a día de hoy es muy extraño encontrar alumnos por debajo de esa edad en inglés. Es por ello que el francés se lleva a todos los estudiantes de la Educación Secundaria Obligatoria, aunque cada vez son más los que se decantan por el alemán. En los idiomas minoritarios la diversidad es más amplia.
 
Por franjas horarias, por la mañana suelen acudir jubilados, parados y amas de casa, a primera hora de la tarde van más niños y a medida que avanza la jornada vuelve a aumentar la media de edad.
 
Respecto al curso de español para extranjeros, donde hay estudiantes de distintas nacionalidades, la jefa de estudios adjunta destaca que el estudiante alemán es muy cuadriculado, necesita un sistema muy estructurado con su gramática, su libro y sus ejercicios y a la hora de establecer un sistema más comunicativo se pierde; mientras que en el lado opuesto coloca a los brasileños, quienes prefieren hablar y comunicarse a ceñirse a un libro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído