Los usuarios de locutorios y cibercafés deberán identificarse en un registro en caso de aprobarse el anteproyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana que promueve el Gobierno. Así, se establece que “las personas físicas o jurídicas que ejerzan actividades relevantes para la seguridad ciudadana, tales como hospedaje, turismo, servicios de telecomunicaciones por medio del acceso a servicios telefónicos o telemáticos de uso público, zonas de comunicación inalámbrica, comercio o reparación de objetos usados, alquiler o desguace de vehículos de motor, compraventa de joyas y metales, ya sean preciosos o no, objetos u obras de arte, así como otras que reglamentariamente se determinen atención a su importancia para el mantenimiento de la seguridad ciudadana, deberán cumplir las obligaciones de registro documental e información impuestas por la autoridad competente”.

De esta forma, todos los inmigrantes indocumentados no podrían hacer uso de los locutorios y cibercafés, que habitualmente utilizan para comunicarse con sus familiares en sus países de origen. Hasta ahora cualquier persona podía hacer llamadas, utilizar el ordenador o enviar dinero en este tipo de establecimientos sin necesidad de identificación, hecho que cambiará de aprobarse la normativa.

Sin embargo, todavía no se ha especificado el tipo de documento que se exigirá para poder hacer uso de los servicios, pero sí que se necesitará algún tipo de identificación -ya sea el DNI, el pasaporte u otro tipo de documento-.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído