En España la mayor parte de los condenados en 2013 fueron de nacionalidad española (75,0% frente al 74,2% del año anterior). Entre los extranjeros, los de países de América representaron el mayor porcentaje de condenados (35,2% del total).
 
La tasa de condenados por cada 1.000 habitantes de 18 y más años fue casi tres veces superior en los condenados de nacionalidad extranjera (13,7) que en los de nacionalidad española (4,8). Del total de condenados, el 82,6% lo fue por un solo delito y el 17,4% por más de uno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído