El Centro Municipal Juan de la Fuente ha acogido esta mañana la clausura del curso de cocina para hombres de la tercera edad. Doce alumnos han tenido la oportunidad de aprender hábitos alimenticios sanos, basados en la típica dieta mediterránea, así como recetas y habilidades culinarias de utilidad, durante las veinte horas que ha durado el taller.

Han celebrado el último día preparando una paella de marisco y unas brochetas con salsa de yogur. Dori Barbero, la concejala de Mayores, ha asistido al evento para saludar a los alumnos y descubrir qué sabían hacer. La profesora del curso, Esmeralda Castelló, ha explicado que “algunos ya sabían cocinar, pero otros no habían cogido un cuchillo en su vida”, y ha destacado la importancia de que aprendan a cocinar, ya que muchos pueden verse solos el día de mañana, y estar acostumbrados a que era su mujer quien hacía este tipo de tareas.

Además, les han inculcado hábitos alimenticios sanos, desde el desayuno hasta la cena. “Algunos comían mucha grasa, mojaban mucho el pan, que eso les encanta”, ha dicho con desaprobación la profesora. Comer pescado es otro hábito que han tenido que adquirir. El curso comenzó el 6 de mayo, y se repetirá en octubre. Recreando una cocina corriente y típica como la que los alumnos pueden tener en sus hogares, estos hombres mayores de sesenta años reconocen que les ha sido de mucha utilidad cierta información, y se muestran satisfechos con el aprendizaje. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído