A diferencia de cualquiera de las otras sustancias, cuando se trata del cannabis, la mayoría de la población española entre 15 y 65 años es partidaria, y cada vez más, de una regulación tendente a fórmulas legales de consumo (56%) y venta (54%).

Esta mayoría se manifiesta en todos los grupos de edad, pero la proporción de partidarios de cualquiera de las fórmulas de legalización (privada o pública, controlada o libre) es muy superior entre los y las jóvenes que entre los adultos. Hasta el 67% y el 59% entre los jóvenes de 23 y 30 años y menores de 30 años, respectivamente, lo son del consumo, frente al 52% entre los adultos; el 67% y el 56%, también respectivamente, lo son de la venta o suministro, frente al 51% entre los adultos. También en esta ocasión la posición de quienes tienen entre 23 y 30 años es más liberalizadora que entre los jóvenes de menor edad.

La tendencia mayoritariamente legalizadora no se traslada de manera alguna a otras sustancias como, por ejemplo, la cocaína, sustancia con una percepción mucho más negativa y respecto a la que la inmensa mayoría de la población es partidaria de prohibir y sancionar su consumo incluso privado (78%), o su venta y suministro de cualquier manera (80%). En este caso, además, las diferencias en las posiciones entre jóvenes y adultos no son estadísticamente significativas, a pesar de que, se ratifique también esa cierta mayor predisposición liberalizadora por parte de los jóvenes de edades intermedias.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído