La Junta de Castilla y León ha concedido la medalla de oro al mérito de la Policía Local a uno de los agentes de Salamanca que el pasado mes de febrero resultó herido al recibir una cuchillada de una enajenada que estaba amenazando a los peatones junto a la estación de autobuses.

Los hechos se produjeron cuando los agentes recibieron un aviso de que una persona se encontraba junto a la estación de autobuses con un cuchillo de grandes dimensiones, generando alarma entre los peatones. Al llegar al lugar, la encontraron escondida en una furgoneta, agazapada, por lo que instaron a que depusiera su actitud y entregara el arma. Pero ella se negó y comenzó entonces una persecución.

Los agentes consiguieron darle alcance. Al sentirse la mujer acorralada, en lugar de entregarse comenzó a autolesionarse con el cuchillo, pero también a intentar agredir a los policías. En el forcejeo, una cuchillada alcanzó el chaleco de un policía, pero otro tuvo peor fortuna y resultó herido en una pierna, debiendo ser trasladado hasta el hospital Virgen de la Vega. La Junta reconocer ahora la "eficaz intervención, poniendo en peligro su vida" del agente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído