Médicos de familia y sociedades científicas piden que se aplique la regulación prohibitiva del tabaco

 Médicos de familia y sociedades científicas piden que se aplique la regulación prohibitiva del tabaco
Médicos de familia y sociedades científicas piden que se aplique la regulación prohibitiva del tabaco
La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) considera que los cigarrillos electrónicos deberían someterse a la misma regulación que el tabaco convencional y prohibirse su consumo, por tanto, en todos los lugares públicos cerrados.

Semfyc hizo estas consideraciones tras conocer la decisión adoptada la semana pasada por el Consejo Interterritorial de Salud de prohibir el cigarrillo electrónico en centros educativos y sanitarios, en el transporte público y en las dependencias de las administraciones. A juicio de esta sociedad médica, los cigarrillos electrónicos "representan un riesgo para la salud pública y pueden ser una puerta de entrada al consumo entre los más jóvenes".

Teniendo en cuenta que no hay estudios que demuestren su seguridad y eficacia para dejar de fumar, los médicos de familia consideran necesario investigar más para valorar su seguridad a corto y largo plazo y su eficacia como método de abandono del tabaco, afirma Semfyc en un comunicado. "Pero", prosigue, "incluso antes de seguir investigando, sería preciso garantizar científicamente el contenido del líquido que se vaporiza".

Por su parte, la iniciativa 'Porque Nosotros sí' (Xqns), que agrupa a organizaciones científicas y de ciudadanos, ha pedido al Gobierno que aplique a los cigarrillos electrónicos la misma regulación que a los convencionales y que prohíba, por tanto, su consumo en todos los lugares públicos cerrados. 'Xqns' explica en un comunicado que es necesaria una mayor evidencia científica sobre la trascendencia del vapor para quien lo inhala, ya sea de forma activa o pasiva, y que hasta que esa evidencia no llegue no debe permitirse "que se genere confusión".

A juicio de Joseba Zabala, portavoz de esta iniciativa ciudadana, "los cigarrillos electrónicos si no se regulan pueden socavar la aplicación de la ley del tabaco, ya que su apariencia es similar a la de los cigarrillos tradicionales, lo que puede normalizar el hecho de fumar en lugares públicos cerrados". La plataforma 'Xqns' considera, por tanto, que el Gobierno español debe ir "más allá" de la última medida acordada el pasado 18 de diciembre por el Ministerio de Sanidad y los responsables autonómicos del ramo de prohibir el uso del cigarrillo electrónico en transportes, hospitales y centros escolares.

Zabala es partidario de la aplicación de políticas como las de la ciudad de Nueva York, que la semana pasada aprobó la regulación de los cigarrillos electrónicos de forma idéntica a la de los convencionales, de manera que allí estará prohibido el 'vamping' en espacios públicos como playas, parques, restaurantes y edificios de oficinas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído