La Federación Europea de Médicos Asalariados (FEMS), de la que forma parte la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) desde 1994, ha acordado designar este 15 de mayo como el Día de los Médicos de la Unión Europea para “llamar la atención sobre la necesidad de defender el derecho a la salud de todos los ciudadanos y reclamar mejores condiciones de trabajo y salariales para los médicos que les atienden”.

En el caso concreto del Sistema Nacional de Salud español, los médicos consideran que “es notorio que arrastra problemas históricos y acumula nuevas dificultades, en especial de financiación, cuya solución requiere que todos los agentes involucrados en el funcionamiento del mismo trabajemos juntos para seguir manteniendo un modelo que, pese a todo, sigue estando reconocido como uno de los más eficientes del mundo”.

El sindicato médicos llama a políticos, gestores, profesionales y pacientes. “A todos nos incumbe, desde nuestro ámbito de responsabilidad, mantener a flote un modelo de sanidad pública universal, equitativo y de calidad que sea sostenible, lo que implica, como primera medida, rechazar frontalmente todo tipo de medidas que impliquen el deterioro de la calidad asistencial”, explica.

Así, frente a decisiones que consideran improvisadas y contraproducentes, “cuando no claramente lesivas para el mantenimiento en óptimas condiciones del Sistema Nacional de Salud”, los médicos proponen soluciones, como sacar la sanidad pública del debate político, un gran pacto para garantizar el sistema sanitario público, sostenibilidad económica, mayor cohesión y coordinación, revalorizar el papel del médico, más participación al médico en la gestión de los centros, y condiciones de trabajo y salariales dignas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído