La Central Sindical de Independiente y de Funcionarios ha estado manteniendo reuniones con los distintos grupos parlamentarios en las últimas semanas con el objetivo de conseguir modificar la nueva reforma laboral “innecesaria e impuestas sin ninguna negociación“, cree el presidente del sindicato. Una vez que han agotado esta vía sin que se haya logrado dar un paso adelante, los trabajadores han convocado esta concentración enfrente de la Subdelegación del Gobierno para expresar su desacuerdo con la reforma laboral.
 
Por ello, desde CSI F se pretende poner de manifiesto este rechazo a las nuevas reformas emprendidas por el gobierno porque “más de 20.000 empleados públicos están afectados, aunque también el conjunto de trabajadores”, cree José Manuel de León.  Además, en ciudades como en Salamanca la importancia de empleados públicos es mayor “ya que se nota más porque hay una falta de tejido industrial y una gran población de jubilados”, piensa el presidente del CSI F.
 
Por otro lado, José Manuel cree que “tenemos una reforma donde los empresarios y administraciones imponen su criterio”, por ello es “imposible el acuerdo” y “todas las movilizaciones que podamos hacer no tendrán ninguna fuerza si la sociedad no se da cuenta de que es un problema global”, ha finalizado Chema, quien manda un mensaje global a los ciudadanos: “Basta ya, hasta aquí hemos llegado”.

CSI-F asegura que seguirá defendiendo "con la negociación y la movilización la consolidación de los derechos conseguidos por los trabajadores a lo largo de los años, no consintiendo unas relaciones laborales impuestas ni por empresarios ni por el Gobierno. No asumiremos que un empleado público, que ha obtenido su puesto de trabajo por un proceso selectivo, pueda perderlo y ser despedido por una decisión política, atacando uno de los pilares básicos de la independencia en la Administración Pública".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído