Una entrega de juguetes las pasadas navidades propició el encuentro de un Rey Mago con su paje. Así surgió una iniciativa solidaria que hoy en día ayuda a más de 50 familias salmantinas y que va en aumento. El presidente de la asociación Cajas Solidarias, Javier García, era el Rey que se enteró de que a la familia de su paje, un adolescente salmantino, le faltaba la comida. “En el trabajo le pedí ayuda a mis compañeras y le hicimos una compra”, explica. 
 
Sin embargo, fue la mecha que prendió la llama, ya que Javier comenzó a preguntar por la situación de familias necesitadas en nuestra ciudad y se incorporó a algunos grupos solidarios en Facebook, aunque ninguno le convencía del todo y por ello decidió crear el suyo propio ‘Cajas Solidarias’. Como su nombre indica, colocó una caja de cartón en su lugar de trabajo -una mutua de accidentes- para recoger alimentos no perecederos, y pronto le llegaron solicitudes de otras delegaciones para instalar la misma caja. Así, actualmente existen equipos de voluntarios además de en Salamanca en Madrid, Valencia, Sevilla, Toledo, Gerona, Santander y colaboran con una asociación de Galicia.
 
Tras incrementar las peticiones y al darse cuenta de que las situaciones de necesidad hay que justificarlas con datos privados, Javier creó oficialmente el 15 de mayo la Asociación de Emergencia Social Cajas Solidarias. Además, comenzaron a establecer contacto con asistentes sociales y con otras organizaciones para detectar a familias necesitadas. También han realizado recogidas de alimentos en centros comerciales como El Tormes y diversos supermercados.
 
Los alimentos y productos de higiene y limpieza son depositados en un local que una congregación religiosa le prestó a Javier para tal fin y allí todo se registra y lo reparten lo antes posible para no acumular productos. No realizan un día de recogida para evitar colas y situaciones comprometidas, sino que gracias al equipo de voluntarios con el que cuentan, lo reparten por las casas, y además, también participan las propias familias a las que ayudan.
 
Captación de socios
 
En estos momentos también están inmersos en una captación de socios, para que a través de una pequeña cuota, cuando llegue el otoño puedan pagar algún recibo que evite cortes de suministros eléctricos. Así, se pueden pagar dos cuotas anuales de 30 o de 60 euros, que también hay la facilidad de abonar semestral o anualmente.
 
Otra de las iniciativas más recientes es la creación de una cuenta teaming –exite un enlace habilitado en la página de facebook-, en la que las personas que se apuntan dan permiso para que le retiren 1 euro al mes de su cuenta bancaria y así colaborar en la compra de alimentos. Todo ello hace que Cajas Solidarias sea algo más que un simple grupo de facebook, y por eso tienen su propio CIF y han seguido todos los trámites legales para garantizar la privacidad tanto de los colaboradores como de las familias a las que se ayuda.
 
Respecto a si el enorme trabajo que realizan merece la pena, Javier es contundente, “la primera vez que fui con una madre y su hijo a hacer la compra al supermercado y el niño me pidió permiso para comprar un simple yogurt piensas que lo poco que hagas merece la pena, porque hay niños y familias enteras que no tienen ni para desayunar”.  Desde la página de facebook Cajas Solidarias se puede acceder a las distintas iniciativas puestas en marcha, al número de cuenta para realizar donativos, al teléfono de contacto y al correo electrónico habilitado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído