El último de los factores que tiene en cuenta Randstad se centra en la confianza en función del país del trabajador. De los estados analizados, Austria, Alemania y Bélgica cuentan con las tasas más elevadas en Europa, con niveles muy similares a los registrados hace un año, todos ellos entre el 80% y el 78%. Les siguen, por encima de la media europea -que se sitúa en el 71%-, Noruega y Francia, ambas en el 76%.

España, Italia y Grecia, los tres principales países del Mediterráneo, son los tres que se sitúan en los últimos puestos del ranking de países analizados. Las elevadas tasas de desempleo registradas desde finales de la década pasada han mermado la confianza de los profesionales. Sin embargo, se aprecia un cambio de tendencia en estos tres países, ya que todos ellos han visto cómo aumentaban los índices de confianza en el último año.

Más allá de Europa, cabe destacar el caso de Japón, que cuenta con una tasa del 78%, si bien ha perdido dos puntos porcentuales desde el año pasado. La media de la confianza de los trabajadores en mantener el empleo en las principales economías mundiales, como Estados Unidos y China, se ubica en el entorno de la media europea, en alrededor del 71%, si bien ambos países han registrado comportamientos opuestos: mientras que en China la confianza ha descendido seis puntos porcentuales en el último año, Estados Unidos ha mejorado sus expectativas en tres puntos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído