Las cuadrillas de tierra, dependientes de la Junta de Castilla y León, han visto incrementados sus derechos en los últimos años gracias a un nuevo programa de visitas que técnicos de Prevención de Riesgos Laborales de los sindicatos CC.OO. y UGT han implementado desde el 2002. Este año se suscribió un acuerdo con la Junta para detectar situaciones de riesgo y proponer acciones correctoras, desarrollando además acciones de información y formación para los trabajadores del sector.

Según Comisiones Obreras, cuando se comenzó este programa se encontraron numerosos problemas de los cuales algunos ya han encontrado solución. Las cuadrillas de tierra trabajaban a principios del siglo XXI en una situación mucho más precaria que en la actualidad, encontrándose los técnicos que algunas incluso trabajan en zapatillas deportivas lo que provocaban ?graves carencias de seguridad en la realización de los trabajos?.

Esta, la más grave, estaba acompañada de bajas remuneraciones y de una cotización fuera del Régimen General de la Seguridad Social y subcontratación de trabajos, que llevaba a que los contratados fueran de escasa experiencia y baja profesionalización, algo que, en muchos, casos, no se ha solucionado, según Comisiones Obreras. Esta falta de formación e información en materia de seguridad también llevaba a la inexistencia de instrucciones para actuar en caso de accidentes graves, también falto en la actualidad.

En estos más de diez años, sin embargo, sí se han conseguido varios avances según comenta Comisiones Obreras. Se ha aumentado la seguridad, aunque todavía falte mucho por hacer, con actos como las visitas por parte de directores de las obras, a través de los coordinadores de Seguridad y Salud o la realización generalizada de reconocimientos médicos. También se han mejorado los descansos, estableciendo módulos de parada, y las herramientas de trabajo, vehículos y equipos de protección individual, que ahora se utilizan de manera personal y no compartido. La conciencia preventiva en todos los ámbitos del sector, con mejoras en la formación de seguridad, aunque todavía escasas, también son parte de los avances en esta materia. Dentro se encuentra la localización por GPS de más de 300 medios en la región, protocolos de actuaciones en caso de accidentes o la participación en la Comisión Nacional de Investigación de Accidentes.

La crisis paró estas continuas mejoras que también llegaron en los contratos, más largos. La creación de un convenio colectivo ?bueno? fue el culmen de las mismas que, en 2012, volvieron atrás. La reforma laboral provocó que el 95% de las empresas dedicadas a la prevención y extinción de incendios se desligaran del convenio por lo que ahora son ellas mismas las que ponen las condiciones y el salario que creen conveniente, según asegura Comisiones Obreras. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído