Dos décadas han pasado desde que el socialista Jesús Málaga fuera alcalde de Salamanca, casi tres décadas desde que el socialista Juan José Melero fuera presidente de la Diputación de Salamanca y también tres décadas desde que el Partido Socialista fuera el más votado en la provincia para las elecciones autonómicas. Ni siquiera cuando entre 2004 y 2011 José Luis Rodríguez Zapatero fue presidente del Gobierno de España, con una amplia mayoría, el PSOE de Salamanca supo rentabilizar ese apoyo en las urnas charras.

Durante este tiempo la línea de los socialistas salmantinos apenas se ha renovado, heredándose formas de hacer cuyos resultados en las urnas son cada vez más desastrosos, pero los dirigentes se aferran al cargo. Es lo que muchos denominan el melerismo o cómo hacer de la derrota una forma de vida política. Y es que hay cargos públicos que acumulan veinte y treinta años en distintos puestos, algunos de ellos mientras los compatibilizan con su empleo, por lo que tienen dobles ingresos al mes.

El anterior secretario provincial del PSOE, Emilio Melero, iba cosechando derrota tras derrota electoral, pero seguía en el cargo, apenas renovaba la dirección provincial e iba rotando de diputado provincial a procurador autonómico. Cuando decidió dejar paso a un sucesor, se planeó un retiro dorado en el Senado, pero fueron los propios socialistas quienes le dieron la espalda y no salió elegido para tal cargo. Entonces se le habilitó un puesto en el Consejo de Cuentas de Castilla y León. Su sucesor, Fernando Pablos, está repitiendo la misma política.

Pablos accedió a la secretaría provincial del PSOE con la promesa de renovar la dirección del partido. Así lo hizo, pero con el paso de los años está cayendo en los mismos hábitos que Melero. Dejó de ser candidato a alcalde de Salamanca, pero pasó a ser procurador autonómico. Los resultados son cada vez peores para el PSOE, sobre todo en la capital, pero Pablos asegura que no tiene motivos para dimitir y que se siente respaldado por los afiliados, pues así fue durante el último congreso provincial. El próximo está cerca y ya se comenta entre los socialistas que Pablos dejará paso a otros, pero irá como candidato al Congreso o al Senado, al igual que Enrique Cabero si no gana en las elecciones municipales de mayo. El tiempo dirá si estos rumores se quedan en eso o se hacen realidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído