Las plazas de Anaya y Juan XXIII acogen hasta este martes el Mercado Barroco. En esta edición el número de puestos asciende a 125 y en ellos los visitantes podrán adquirir todo tipo de productos. Por su parte, la plaza de Los Bandos acoge hasta el miércoles la trigésima séptima edición de Ferialfar con productos de calidad de veintiocho puestos procedentes de Castilla y León, Extramadura, Andalucía, Galicia y Portugal. 
 
En el Mercado Barroco hay desde la más variada alimentación, (especias, quesos, patés, mermeladas, chocolate, crepes, tetería, pulpería, zumos y mojitos, pastas gallegas, pastas árabes, conservas vegetales, anchoas, garrapiñadas, patatas asadas, olivas y derivados, kebab, etc) a hierbas medicinales, ungüentos y droguería antigua, aloe vera, productos de madera, jabones artesanales, cuero, inciensos, perfumes, cerámica, grabados en piel, platería, brujas y búhos, bisutería isabelina, marionetas, mitología, saquitos térmicos, perlas de cultivo, zapatillas, lámparas, encuadernación, velas, vidrieras, minerales, juguetes, antigüedades, etcétera. 
 
En varios de los puestos se podrá observar el trabajo en directo de los artesanos destacando la talla de madera donde, como no podía ser de otra manera, el artista estará tallando en directo un busto de Don Miguel de Unamuno.
 
También habrá una zona infantil con un tiovivo, un guiñol y diferentes talleres y juegos. Una de las sorpresas de este mercado será el encantador de serpientes que estará de forma permanente recorriéndolo y permitirá que todo aquel que quiera y se atreva hacerse una foto con las diferentes serpientes. La música y la animación será un ingrediente más y las actividades diarias darán comienzo a las once y media de la mañana, con la apertura del mercado y, a continuación, se irán sucediendo guiñoles, cuentacuentos, pasacalles y teatro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído