La noche del viernes fue un hervidero de gente por las calles del casco histórico salmantino. Miles de personas se acercaron hasta el centro para tomar algo en las casetas de la Feria de Día, que a este paso va a tener que cambiar su nombre porque registran más ambiente cuando el astro rey se marcha a descansar un rato.
 
No descansan precisamente quienes noche tras noche están abonados a la barra de alguna caseta. Los hay que incluso llevan la cuenta, marcando una equis donde ya han estado para así no repetir y poder pasar por todas las zonas. Otros, en cambio, buscan intimar con las camareras a base de insistencia y asiduidad. Es lo que tiene la jungla nocturna, todo tipo de hábitats.

GALERÍAS FOTOGRÁFICAS
 
Jueves 5, Inauguración
Viernes 6, mediodía

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído