El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la Resolución de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, por la que se publica el currículo de la enseñanza de Religión Católica de la Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. La principal novedad es que el Gobierno recupera los rezos para las clases de Primaria.

El nuevo temario de la asignatura establece en primero como contenido evaluable, dentro del bloque titulado ?El sentido religioso del hombre?, que el alumno ?memorice y reproduzca sencillas fórmulas de petición y agradecimiento?, algo que no figuraba en el anterior currículum del año 2007. 

?La presencia de la enseñanza religiosa en la escuela responde, en primer lugar, a la importancia que esta asignatura tiene dentro de la educación para que el alumno pueda conseguir un desarrollo pleno e integral de su personalidad. La necesidad de sentido del ser humano es una evidencia a la que la escuela necesariamente debe dar respuesta. La educación de la dimensión religiosa es parte fundamental para la maduración de la persona?, justifica el Ministerio.

El desarrollo del currículo de la asignatura de Religión se estructura en cuatro grandes bloques que pretenden recoger el saber antropológico cristiano acumulado a lo largo de los siglos. ?Esos bloques parten del sentido religioso del hombre, continúan con el estudio de la revelación; Dios se manifiesta al hombre y lo hace en una historia concreta, con personajes y situaciones que el alumnado debe conocer y que contribuirán a su comprensión del mundo. Dicha revelación culmina en Jesucristo y el mensaje evangélico, centro del tercer bloque del currículo y eje vertebrador de la asignatura. Por último, se estudia la Iglesia como manifestación de la presencia continuada de Jesucristo en la historia. Conviene subrayar, por tanto, que lejos de una finalidad catequética o de adoctrinamiento, la enseñanza de la religión católica ilustra a los estudiantes sobre la identidad del cristianismo y la vida cristiana?.

Concluye el Ministerio que, ?por otra parte, la religión católica aporta a la competencia cultural y artística el significado y valoración crítica de tantas obras de nuestro entorno, motivando el aprecio por la propia cultura y la estima adecuada de otras tradiciones culturales y religiosas. La cultura y la historia occidental, la propia historia, no pueden ser comprendidas y asumidas si se prescinde del hecho religioso presente siempre en la historia cultural de los pueblos. De igual modo, la expresión artística de la fe sigue colaborando en la actualidad al enriquecimiento de nuestro patrimonio cultural?.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído