El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha comparecido este miércoles en la Comisión de Justicia del Congreso para realizar importantes anuncios en cuando a modificaciones que su departamento está estudiando. En primer lugar, una especie de 'copago' mediante la introducción de tasas judicales a partir de la segunda instancia, de manera que se pueda reducir la litigiosidad y evitar el abuso de la justicia gratuita para casos que se podrían dirimir con un mera arbitraje entre las partes contendientes. 

Así, estarán exentos de pago las personas que acrediten falta de recursos, que se exigirá para poder disponer de abogado de oficio. Además, en caso de recurrir la primera resolución que se obtenga, se revisará la situación económica del solicitante para que pueda seguir haciendo uso de la justicia gratuita. De esta forma también se pretende mejorar la confianza de los ciudadanos en la Justicia, muy deteriorada según los últimos barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas.

El ministro de Justicia también ha anunciado que se está trabajando en una reforma de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo, la conocida como ley del aborto, de manera que se exigirá el consentimiento paterno para que las menores puedan abortar. L actual legislación contempla que, en una situación libre de coacciones familiares, la joven de 16 ó 17 años que quiera abortar, siempre antes de la semana catorce de embarazo, tiene la obligación de informar a sus padres de la decisión. Para demostrar que sus padres o tutores están al corriente, la menor podrá acudir a la clínica acompañada por sus padres o bien presentar una carta o prueba escrita de consentimiento.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído