Las comunidades autónomas dejarán de recibir 310,86 millones de euros en 2013 procedentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, debido a la supresión de varios programas de cooperación territorial. Así se desprende del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado hoy en el Congreso por la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, que apuntó a "los pobres resultados en comparación con la inversión" requerida" de estas iniciativas como la principal razón de tal decisión.
 
En concreto, el ahorro de casi 311 millones de euros en transferencias a las comunidades autónomas se debe a la eliminación del programa PROA de apoyo y refuerzo en centros de Primaria y Secundaria (dotado con 60 millones de euros en los presupuestos anteriores), de las trasferencias para mejorar la enseñanza de lenguas extranjeras (13,3 millones de euros), de las aportaciones para alcanzar los 12 objetivos previstos en el Plan de Acción Educativa 2010-2011 (10,49 millones), del plan de disminución de abandono escolar temprano (40,8 millones de euros) y de la compensación a las universidades de los precios públicos por servicios académicos correspondientes al alumnado exento de su pago (185,275 millones de euros).
 
Gomendio apuntó a los altos índices de fracaso escolar y abandono temprano de España y a las malas calificaciones en el aprendizaje de lenguas (el 60 por ciento de los alumnos tenían problemas para manejarse en inglés al terminar la ESO) para declarar que en los cuatro primeros programas, nacidos hace cinco años, "solo se pensaba en gastar sin mirar a los resultados".
 
Además, en un principio "se pensaron para ser cofinanciados entre el Estado y las comunidades autónomas", muchas veces sin que a éstas se les consultara, agregó. Al no poder hacer frente a este compromiso muchos gobiernos regionales, "le correspondía todo al Estado", y de ahí el ""muy bajo nivel de ejecución de estos programas durante el último año", agregó Gomendio.
 
En su opinión, estas iniciativas terminaron por ser muy difíciles de justificar, dadas las pocas posibilidades de evaluarlas y su baja ejecución. Por ello es procedente eliminarlos, señaló Gomendio, quien comparó "su "escasa eficacia" con los ya desaparecidos Escuela 2.0 y Educa3. Sin embargo, sí defendió la permanencia de otros programas conjuntos con las comunidades autónomas, que "pese a su coste importante, sí tienen resultados positivos".
 
Estos, dijo, son los referidos a acciones de compensación educativa e inserción laboral, los de impulso de la Formación Profesional y las trasferencias para Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), que mantienen su presupuesto. Los capítulos de 'Educación compensatoria', que pierde 116,53 millones de euros (un 68,63 por ciento), y el de 'Formación Profesional y Escuelas Oficiales de Idiomas' (38,2), son los más afectados por la eliminación estos programas de cooperación territorial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído