Las nuevas medidas en el sistema universitario aprobadas por el Consejo de Ministros se centran también en la estabilidad presupuestaria a las instituciones académicas, no sólo en el momento de elaborar el presupuesto sino también en la liquidació. Se establecerá así un sistema punitivo para aquellas universidades que incumplan, a cargo de las comunidades autónomas. Por eso, se impone la limitación de incorporación de personal de nuevo ingreso en las universidades, que deberán acomodarse a lo que al efecto disponga la normativa básica sobre oferta de empleo público.
 
Para el Ministerio, el profesor universitario tiene una doble función: la docente y la investigadora. Por ello se propone adaptar el régimen de dedicación según el profesorado tenga una especialización (docente e investigadora), como demuestra que sólo el 50% del mismo tenga reconocido un sexenio (tramo de investigación) vivo.
 
Aquellos funcionarios docentes sin sexenio en activo o vivo, ampliarán su dedicación máxima docente de 24 a 32 créditos al año. Los que mantengan los sexenios activos o vivos, seguirían en la misma situación de dedicación máxima, los 24 créditos anuales. Este grupo es el mayoritario dentro de la Universidad (más del 50%). Y aquellos que muestren excelencia en la investigación se especialicen en ésta, reduciendo su dedicación máxima docente a un máximo de 16 créditos. Esto último se acreditará mediante un sexenio de excelencia que se definirá en desarrollos normativos posteriores.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído